Trabajo práctico – Realismo mágico

Matías Ripoll

 

Realismo mágico – Del amor y otros demonios

Trabajo práctico

 

CITA:

Abrenuncio pensaba en el caballo. 

“Es como si se me hubiera muerto la mitad del cuerpo”, suspiró.

“Nada es tan fácil de resolver como la muerte de un caballo”, dijo el marqués.

Abrenuncio se animó. “Éste era distinto”, dijo. 

“si tuviera medios, lo haría sepultar en tierra sagrada”. Miró al marqués a la espera de su reacción, y terminó: “En Octubre cumplió cien años”.

“No hay caballo que viva tanto”, dijo el marqués”.

“Puedo probarlo, dijo el médico.

 

                 El Realismo Mágico es un género literario, que refiere y se hace presente en un texto en el que conviven armónicamente la magia y la fantasía junto con la realidad, sin perturbar a ninguno de los protagonistas. En este, el realismo es el que pone los límites mientras que la magia trasciende estos, mostrando hechos irreales que traspasan la realidad, pero sin perturbar a nadie y sin evadir la realidad(a diferencia de la fantasía). El género latinoamericano posee y contiene un componente utópico que a través de la ilusión, muestra una alternativa a la realidad opresiva, pero sin evadir la misma.

                 En Del amor y otros demonios, uno de los personajes más importantes y que más representan al realismo mágico es el médico Abrenuncio. El mismo, en varios casos, encarna ciertos hechos sobrenaturales.Por ejemplo, Abrenuncio, logró resucitar un muerto, luego de que nadie lo desmienta y usar una pastilla qe alargue la vida. La siguiente cita, muestra otra vez como Abrenuncio otra vez forma parte de un hecho mágico que trasciende los límites reales, pero sin evadirlos:

 

Abrenuncio pensaba en el caballo. 

“Es como si se me hubiera muerto la mitad del cuerpo”, suspiró.

“Nada es tan fácil de resolver como la muerte de un caballo”, dijo el marqués.

Abrenuncio se animó. “Éste era distinto”, dijo. 

“si tuviera medios, lo haría sepultar en tierra sagrada”. Miró al marqués a la espera de su reacción, y terminó: “En Octubre cumplió cien años”.

“No hay caballo que viva tanto”, dijo el marqués”.

“Puedo probarlo”, dijo el médico.

 

                  En la siguiente cita, podemos ver como Abrenuncio explica que el caballo “cumplió cien años”, hecho que trasciende los límites reales, ya que es absurdo pensar que un caballo logre vivir tanto. Así, podemos ver como el médico, que aunque debería ser aquel que desmiente cualquier hecho irreal con la ciencia, es aquel que defiende este hecho mágico. Sin embargo, por más irreal que sea, podemos ver como el marqués no se sorprende ni piensa que el mismo es un loco, es más, le pide que sea el médico de su hija. De esta manera, vemos la convivencia armónica entre el hecho irreal del caballo que vive cien años y el marqués que aunque desmiente lo que dice y no lo cree, lo acepta(hecho no evade la realidad ni perturba a los protagonistas). Así, podemos ver como una de las principales características del realismo mágico, el choque de culturas se hace presente. Esto sucede, ya que conviven armónicamente la medicina y ciencia junto con la magia y la surrealidad.

                    Además de esto, el médico explica que “si tuviera los medios, lo haría sepultar en tierra sagrada”, refiriéndose al caballo. Por más de que nos parezca absurdo creer que esto podría suceder en la realidad, tras la muerte del caballo, este es sepultado en tierra sagrada. También, al suceder esto podemos entender que tanto los protagonistas, como el presente del texto acepta que el caballo haya vivido cien años. Así, aunque los límites reales son traspasados, logran convivir armónicamente en el mismo texto con la magia, sin perturbar a nadie. Finalmente, podemos ver cómo las creencias del médico(sepultar al caballo en tierra sagrada) influencian al realismo mágico, haciendo que se acepte que el caballo haya vivido cien años, como Abrenuncio había explicado.

Estilización – Lengua

ESTILIZACIÓN

En la última clase de lengua, Carol nos planteó la actividad de usar un parrafo del libro “El príncipe de la Niebla” y crear nuestra propia historia a través de una experiencia.

Primera vez que pisé la nieve

A Matías Ripoll le habían contado muchas veces como se veía la nieve, pero nunca pudo verla con sus propios ojos. Llevaba mas de diez horas de viaje, desde Buenos Aires hasta Las Leñas, Mendoza, cuando de repente, pudo ver el encandilante blanco de la nieve que se reflejaba por su ventana. Quedó sorprendido ante la belleza que se enfrentaba y por ello miro a su madre y le sonrío por llevarlo a aquel viaje. Las montañas en el fondo del paisaje y el increíble paraíso que parecía irreal eran detalles que durante toda su vida deseó ver. Él siempre quiso vivir en un lugar así, con pura y completa tranquilidad y sin responsabilidades que tomar. Quería despertarse y sentir el frío de la nieve y apreciar tanta sencillez y hermosura al momento de desayunar.  Se prometió a él mismo planteárselo a su madre, porque era lo que más quería en el mundo.